Acondicionamiento

La vida útil de una central hidroeléctrica es de unos 50 años. GLOBAL Hydro ayuda a sus clientes a conservar el funcionamiento íntegro de su central el máximo tiempo posible, y su principal prioridad es alcanzar la optimización entre una nueva instalación y la reparación y el rescate de componentes usados, como piezas de recambio.

De este modo, nuestros expertos desarrollan conceptos orientados a combinar la sustitución de la instalación en su conjunto con la reparación y la optimización de la instalación existente; por ello, no siempre es necesario remplazar la turbina completa.

GLOBAL Hydro también pone al día las instalaciones mediante rodetes de repuesto más modernos o modernizándolas y actualizándolas. Para poder renovar las instalaciones optimizando los costes y a la medida del cliente a largo plazo, diseñamos planes integrales que contemplen la renovación de varias máquinas consecutivamente con el fin de posibilitar su funcionamiento actualizado y optimizando los costes.

En nuestros planes de saneamiento, además de contemplar rodetes nuevos, piezas de la turbina o el controlador, también tenemos en cuenta generadores nuevos, toda la construcción hidráulica de acero y otros componentes de la central eléctrica.

De ese modo garantizamos a largo plazo la optimización de los costes del rendimiento y el funcionamiento actualizado de las instalaciones del cliente.